desde el horno

escrituras e ilustraciones por Gustavo Alvarado
escrituras regristradas al u.s. copyright office
© Gustavo Alvarado 2009

 

pregunta[1]

Cuando la vieja Muerte basurero
Venga a acumular nuestros cuerpos
Y los tire hacia el saco del olvido,
Me pregunto si encontrara
Los cuerpos de un blanco multimillonario
Que valga mas pesos de eternidad,
Que un torso negro de
Un Negro recoge algodón?

Langston Hughes    

 

las cenizas se mezclan

colección descartada
tierras infértiles
mentales y espirituales
crueles por su abandono
seleccionadas como frutas preferidas
preferidas por su potencial
inferiores
dictaduras
por el odio
por el ser de no querer
por el odio
por el color de la piel
por su raza natal

hemos de seguir ejecutando
     la muerte de el odio
por el ser humano
hacia nuestro hermano

nos hemos criado y apaciguado
como lombrices fecales
     entre lo mas podrido de la realidad
verdad
vida
enseñanzas

culpables por no borrar el odio
     hacia el hermano
de carne y hueso
de ceniza

al final en el horno
nuestras cenizas se mezclan
y se confunden
así solamente
     la humanidad estará unida.

 

separados

no somos lo que queremos
somos lo que nos infunden
programados para extinguir
     la raza humana

no somos lo que queremos
quisiéramos pausar la vida
     en el momento de felicidad
acelerarla
en el momento de la tristeza
de la humillación

desesperante por no entendernos
por no querernos
separados entre culturas
entre colores y horizontes como mierda.

 

en el horno

en el horno echamos todas las sobras corporales
todos los espíritus presencian la unión
uno encima del otro
en la fosa terrenal
como basura enterrada
que no vale ni un peso
ni siquiera el miedo quiere ver
porque no es culpable de lo ocurrido.

 

me dijeron

me dijeron que fui yo
     el quien los mando a asesinar
porque son las reglas de mi debilidad
incorporación en una idea
en una mentira y engaño
¿que fuese de yo si fuese el discriminado?

 

esclavo

esclavo del mas allá
sonrían
porque ustedes son el ejemplo de la crueldad
porque ustedes son los corderos
el principio de la lucha
     contra la prepotencia de colores carnales

esclavos del mas allá preguntándose el ¿porque?

“dennos la libertad que no he hecho nada...
     mas que nacer.”

 

esperando la luz

ocultos criterios
creaturas encadenadas
esperando que el odio
     se extinga a través del tiempo
para que salga a relucir su sonrisa
     expresada por la luz de la libertad

encadenados por el ser
por ser creados así
con múltiple colores de piel moderna

llenas de hipocresía dominante y silenciosa
como la leona se aproxima con cuchillos vivientes
para intentar de seguir la existencia
por su conveniencia.

 

en la creación

“pintamos diferentes colores”

‘¿porque padre?’

“solamente para experimentar
     como nuestra creación carnal
          se destruye una al otro”

‘¿porque padre?’

“para enseñarles lo que cuesta aprender...”

‘¿que es lo que cuesta aprender padre?’

“el respeto hacia su hermano”.

 

creación de las razas

cuando las razas fueron asignadas
cubetas de colores llovían desde el cielo
todo mundo viendo hacia arriba

“no se sabe que color seremos pintados
tendremos que ser como fuimos creados”

solamente en el transcurso de los años
nos hemos olvidado
que todos somos de la misma base.

 

divina flor

divina flor
marchitas ilusiones
tirando toda tu fragancia hacia el aire
para que todo mundo coloree tu perfume

divina flor
de pétalos rojos
amarillos y negros
blancos y cafés comunales
alienta potencia para vivir

divina flor
marchita
tus pétalos caídos
tu polen propagado
engendrando generaciones sin colores.

 

barro pintado

era trascendente
candente libertad
aguas sonriente
calientes
de tanto sudor cotidiano
surgiendo bienestares

patrias felices y dulce sufrimientos
entre esclavitud nombramos
     nuestra conveniencia
a través de alfombras
     de crujientes dedos
enfermos
diurno comunal
era trascendente
decadente libertad mental
comunión racista espiritual
por el color del barro
cubierto con diferentes pinturas.

 

cicatrices

barro moderno siempre sigue siendo negro
como la tierra que os da el nacer
como maíz diurno
infantil superioridad
medallones oscurecidos obsequiamos libertad

en esta esclavitud viviente y corriente
piel despellejada y sangrienta
por pedradas de culpabilidad

barro negro escupido
cadenas oxidadas y repintadas con libertad
que todavía la cicatriz es candente.

 

sangre de bilis

desconocidos los nombres
     que se perdieron
buscando frutas
     para alimentar sus vidas

desconocidos los hombres
     que se perdieron
buscando caminos
     para alimentar sus culturas

rostros demacrados por el sol
solitaria depresión
por aguantar el odio que se volcó entre la historia
que se esfuma como aroma entre generaciones

desconocidos los nombres y hombres
     que se perdieron en el tiempo
que partieron del mismo punto
algún día
para encontrarse en el tiempo
sin acordarse que brotaron del mismo árbol

cayeron como frutas
pudriéndose en la tierra natal
por mentalidades dulces
cuando solamente bilis corre por su sangre.

 

civilización

compitiendo debajo del árbol frutal
por las frutas maduras que caen
nosotros sentados en círculos de aprendizaje
recogiendo la vida
alimentándonos
peleando cuando competimos
     por el mismo fruto
lanzándonos con cuchillos en mano
disputando la sobrevivencia
manos capases de agredir
mentes malignas

debajo del árbol
nacimos y moriremos
en su sombra nos alojamos
con miedo
sin buscar mas
sin preguntar

cerdos domésticos
credos románticos
dientes de rasguños
engordando
muerte entre dos
entre tres
entre todos
viviendo
sintiendo
muriendo
fornicando paz
fornicando inteligencia
producciones
inventando objetos y formulas
para poder acelerar el fruto verde.

 

ahora

aquí renuncio yo
a la existencia
por mi color

renuncio a mi ser
por mi color

y escupo a mi creador
por crear diferencias raciales

no es válida la separación
ni es justificado el experimento
ya es suficiente sufrimiento
por causa del cacao.

 

back to top-arriba


all work shown done by gustavo adolfo alvarado peraza 19721210